A todos los Estudiantes de Arquitectura

Escrita el 23 marzo, 2013 por sgh arquitectura

Son muchos y variados los momentos que se viven mientras se cursa antes la carrera y ahora el grado de Arquitectura. La mayoría de los que leeréis estas líneas seguramente seréis o llegaréis a ser arquitectos y bien me comprenderéis si os hablo de las largas noches de entrega, de profesores que tiran tu proyecto por tierra sin un mínimo de objetividad, de los planes con los amigos que ya ni se molestan en contarnos tras no haber recibido por respuesta otra cosa que ‘esta vez no, para la siguiente contad conmigo’, de los encuentros con otros arquitectos en los que es imposible hablar de otra cosa que no sea eso, arquitectura. Son sin duda muchos los momentos vividos y con los que todos en mayor o menor medida nos identificamos.

1.3.sgh

Ni que decir tiene que somos gente ilusionada con lo que hacemos y muy luchadora, pero que en algún momento, y sobre todo durante la etapa de estudiante, se nos ha venido a la mente ‘yo no sirvo para esto’, dándonos ganas de bajarnos del tren de la arquitectura al que un día decidimos subirnos con la mayor de nuestras sonrisas. Por eso si te encuentras en ese momento, simplemente aconsejarte que recapacites bien y que tus decisiones no sean fruto de un calentón. Pues no sería la primera vez que nos encontramos con gente que quiere retomar lo que un día abandonó por no enfrentarse al problema, por rendirse antes de tiempo, porque no siempre todo sale cómo deseamos. Hay que intentar sacarle el lado bueno a las cosas, como en su día dijo Edison ‘una experiencia casi nunca es un fracaso, pues siempre viene a demostrar algo’. Así pues afronta las dificultades y los contratiempos que te surjan con las mismas ganas con las que dijiste ‘quiero ser arquitecto’.

Recuerda que la Arquitectura es una carrera para soñadores, para gente ilusionada con crear y hacer un mundo mejor, más confortable y sostenible.

1.4.sgh

Nos despedimos hasta el próximo post recordándoos que los sueños son sumamente importantes, tanto que nada se hace sin que antes se imagine.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *



*